Caldo Depurativo Antiinflamatorio

Caldo depurativo antiinflamatorio

 

Cuando llega el frío apetece incluir bebidas y comidas calentitas. Caldos, sopas, potajes de legumbres, infusiones… Nos reconforta el organismo. Ahora que, además, estamos en plenas navidades, es un momento ideal para empezar a preparar caldos vegetales 100% saludables. Hoy te traigo una de mis recetas más habituales durante el invierno: Caldo depurativo antiinflamatorio.

 

Cuando preparo este caldo depurativo me salen unos 3 litros cada vez, lo hago en grandes cantidades. En casa lo consumimos solo, calentito en una taza grande o con fideos sin trigo o quinoa cocida en él, al final del artículo te doy algunas ideas. Y además, también consumimos las verduras en forma de crema. Queda una crema muy depurativa también, así que combinada con el caldo es una opción espectacular para hacer un poquito de detox cuando nos sentimos empachados, hinchados o con falta de energía para nuestra vida diaria.

 

Las propiedades depurativas las aportan fundamentalmente el apio, el puerro y la cebolla. El apio es uno de los ingredientes depurativos por excelencia, pero es cierto que despierta todo tipo de reacciones. El apio no deja a nadie indiferente. O tienes una relación de amor profundo por él o no lo soportas. Si no eres muy amiga del apio, puedes usarlo para hacer el caldo y retirarlo cuando vayas a preparar la crema de verduras, pues es cierto que da un sabor muy especial a la crema.

 

Las propiedades antiinflamatorias se deben principalmente a la presencia de la cúrcuma (combinada con pimienta para aprovechar todas sus bondades) y del jengibre. Puedes usar tanto en polvo como un trozo al natural. Si ves la foto, mis ingredientes están ligeramente teñidos de naranja y es debido a la cúrcuma en polvo. El jengibre está al natural y sin pelar, sólo lavado. Añado un trozo de grande como mi dedo pulgar, más o menos y así cuando hago la crema de verduras puedo tenerlo vigilado, puesto que tiene un sabor fortísimo. Puedes ver el jengibre justo encima de la letra A de antiinflamatorio en la foto.

 

La calabaza es uno de los alimentos estrella del otoño. Contiene gran cantidad de fibra y propiedades diuréticas, además de vitaminas y antioxidantes. Es también un ingrediente antiinflamatorio perfecto para combinar con el apio, puerro y cebolla que te comentaba antes.

 

Las cantidades que te indico para esta receta de caldo depurativo antiinflamatorio son completamente orientativas, en función del tamaño de tu olla y la variedad de tu despensa.

 

Ingredientes

 

  • 5 ramitas de apio con sus hojas
  • 2 cebollas
  • 2 puerros grande con sus hojas
  • 1 trozo grande de calabaza (al gusto)
  • 1 manojito de perejil fresco
  • 1 trozo de jengibre fresco (puedes usar en polvo también)
  • Sal marina o del Himalaya al gusto
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo (también puedes usar fresca)
  • Pimienta negra al gusto (potencia las cualidades de la cúrcuma)
  • Agua en grandes cantidades

 

Preparación

 

  • Corta los ingredientes del tamaño deseado según tu olla. Si lo vas a preparar en formato mini, córtalas muy pequeñas para que te quepan junto al agua. No olvides incluir las hojas del apio y del puerro, recuerda que el color verde en la alimentación es maravilloso.
  • Coloca las verduras en la olla, cubre de agua hasta el máximo de tu olla y cuece a fuego lento de 45 minutos a 1h. Recuerda que no queremos una gran ebullición, sino una cocción suave.
  • Si tienes una olla de cocción lenta eléctrica puedes poner el caldo entre 12 y 16h en low. Respecto a las ollas lentas yo utilizo ésta, pero creo que para nosotros sería más apropiada una mediana y no tan grande, siendo 2 adultos y un niño. En la recopilación de 8 utensilios prácticos para una cocina sana y divertida tienes enlazado otro modelo, el que es probable que pida si en algún momento me preguntan qué quiero que me regalen ;).

 

Sugerencias de presentación

 

Algunas formas para tomar este caldo depurativo:

  • Puedes tomar el caldo solo.
  • También puedes picar algunas de las verduras de la cocción y tomar el caldo con tropezones.
  • Con las verduras puedes hacer una crema triturando las verduras con parte del caldo o si quieres suavizar el sabor, con agua. Si hay alguna verdura que no te guste, puedes retirarla antes de preparar el puré.
  • Puedes utilizarlo para hacer sopa. En mi casa esta opción les encanta a los chicos, tanto al adulto como al niño, sobre todo con fideos de espelta integral. A veces hacemos sopa de quinoa cociendo quinoa en el caldo, o con fideos de arroz. También hemos probado con estrellitas de espelta integral pero queda más mazacote y no les ha gustado tanto.
  • Si quieres un detox más intenso, toma sólo el caldo a lo largo del día.

 

Y si quieres hacer un detox en grupo cuando pasen las fiestas, revisa la edición de enero del Programa 5 Días Detox.

 

Un abrazo,

Gala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *