“Fries” de Boniato a la Paprika

fries-de-boniato-a-la-paprika

 

Uno de los vegetales estrella del otoño es el boniato. Ese tubérculo con cierto parecido a la patata pero naranja por dentro y de sabor dulzón. Hoy se me ocurrió prepararlo para cenar de esta forma tan deliciosa: “Fries” de Boniato a la Paprika.

 

He querido llamar “fries” a las tiras de boniato porque quedan parecidas a las patatas fritas, de aspecto y de textura. Sólo que no son fritas, están preparadas al horno. Te lo esperabas, ¿verdad? Los fritos no son una opción muy saludable, eso ya lo sabemos desde hace tiempo.

 

No me voy a entretener mucho con la descripción porque es tarde y necesito descansar. Sin embargo, como me he comprometido conmigo misma y contigo a escribir un post al día durante el mes de octubre lo voy a cumplir. Y como “done is better than perfect” (hecho es mejor que perfecto) aquí está el post de hoy.

 

Esta frase me gusta mucho y significa mucho para mí. Yo siempre he sido exigente conmigo misma y perfeccionista hasta el infinito. Tanto que me paralizaba en todo, me castigaba, me culpaba y me trataba fatal. Otro día te cuento esto en un vídeo. El perfeccionismo te impide avanzar, te congela, te mantiene helado. Siempre es mejor ir avanzando a esperar el momento ideal para algo. Y lo mismo pasa con los hábitos alimenticios. Siempre es mejor ir haciendo pequeños cambios sean cuales sean nuestras circunstancias que esperar a poder hacerlo todo a rajatabla. 

 

Esta receta es deliciosa y se prepara en un momento. Hace falta empezar un rato antes porque requiere una media hora de horno, pero es apta para todos los públicos por su escasa dificultad. Además, el boniato tomado en la cena nos ayuda a relajarnos y nos prepara para el sueño.

 

¡Allá va la receta!

Ingredientes 

 

  • 2 boniatos medianos/grandes
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de sal marina o del Himalaya
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de calidad
  • 1 pizca de pimienta

 

Preparación

 

  1. Lava los boniatos que suelen estar llenos de tierra (al menos si los compras ecológicos), recuerda que son tubérculos como las patatas.
  2. Pela los boniatos y córtalos en bastoncitos, como las patatas para freír.
  3. Precalienta el horno a 200ºC.
  4. Para preparar la salsa: en un bol mezcla todos los ingredientes indicados (aceite, sal, pimentón dulce y una pizca de pimienta para realzar el sabor).
  5. Atención, ¡esto mancha! Coloca en una fuente apta para horno los palitos de boniato y añade la salsa preparada. Masajea bien el boniato con las manos para que todos los trozos se impregnen bien de la salsa. Sí, pringa de aceite pero ¿y lo nutres tus manos? 🙂
  6. Introduce la bandeja en el horno y baja la temperatura a 180ºC.
  7. Hornea durante unos 30-40 minutos hasta que veas que empieza a dorarse. El tiempo de horneado dependerá de cada horno, así que vigila por si fuera diferente en el tuyo.

 

¡Y listo! Cena deliciosa acompañada de una rica ensalada de vegetales verdes para completar.
Si te gusta la receta, comparte con los botones de aquí abajo. ¡¡Gracias!!

Gala Rodríguez

3 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *